Qué ver en Montañana

La localidad presenta una tipología plenamente medieval con sus construcciones en mampostería y teja que se encaraman sobre un promontorio cortado casi a pico por tres de sus lados. En lo alto, sobre una meseta que domina la estructura urbana, la impresionante silueta de la iglesia parroquial de Nstra. Sra. de Baldós y la de la hendida torre militar cercana se recortan sobre el horizonte. El pueblo está dividido en dos barrios junto a la confluencia de los barrancos de San Miguel y San Juan que se comunican entre sí por medio de un airoso puente gótico de doble arcada. En su conjunto urbano prevalece el carácter medieval que le otorgan sus estructuras defensivas.

Las muestras de arquitectura civil no se acaban en esta sucinta relación de la estructura fortificada del antiguo castro de Montañana. Todavía hoy guarda el pueblo interesantes muestras de arquitectura civil patentes, por ejemplo, en la antigua plaza del ayuntamiento, donde se levanta un curioso edificio con un singular alero de ladrillo y teja que ha reaprovechado en sus paredes elementos provenientes de una antigua iglesia románica de la localidad desaparecida a lo largo del siglo XIX. Dos de los capiteles originales de este templo desaparecido sujetan el balcón que mira a la plaza y al vecino barranco de San Miguel. Otras varias casonas blasonadas y numerosos rincones evocadores se muestran al visitante y le recuerdan el pasado esplendor de esta villa medieval prácticamente desconocida por buena parte de los aragoneses.

Montañana, un paseo único por el románico en todo su esplendor

Montañana, un paseo único por el románico en todo su esplendor

Video youtube de Montañana, exposición Certamen de Pintura Rápida

Exposición de Pintura.

Montañana. el Pais. Pixel fugaz

Pixel fugaz de Montañana

Esta torre de cuatro plantas era la antigua prisión de Montañana.

Esta torre de cuatro plantas era la antigua prisión de Montañana.

Rincones de Montañana

RINCONES DE MONTAÑANA