Noticias de Montañana
[ 20/12/2017 ]
[ Volver ]
Montañana.Una sala barcelonesa saca a subasta una \'Anunciación\' de Pedro García de Benabarre

Una sala barcelonesa saca a subasta una 'Anunciación' de Pedro García de Benabarre

 

Perteneció al retablo de Nuestra Señora de Baldós, en Montañana, Huesca, y se ofrece a partir de 150.000 euros

Mariano García 12/12/2017 a las 06:00
Etiquetas
   
   
   
La obra tiene un precio de salida de 150.000 euros
 
La obra tiene un precio de salida de 150.000 eurosArce Subastas

Barcelona se prepara para subastar en los próximos días dos importantes pinturas góticas atribuidas a Pedro García de Benabarre (1445-1485). Según anunció HERALDO hace unos días, el próximo 19 de diciembre la sala Setdart cierra las pujas para una tabla que representa ‘El abrazo de San Joaquín y Santa Ana ante la puerta dorada’. Pero, antes, concretamente mañana, otra sala barcelonesa, Arce (calle de Santaló, 9) ofrecerá al mejor postor una tabla que, según los especialistas, perteneció al retablo mayor de Nuestra Señora de Baldós, en la localidad de Montañana (Huesca). Se trata de una ‘Anunciación’ pintada al temple sobre madera con nimbos dorados al oro fino, y mide 143 por 85 centímetros.

Según la catalogación que ofrece la galería, la pintura se conserva en una vitrina de madera y se sabe que en 1936 integraba la Colección Valenciano, de donde pasó a la Colección Celis. Está referenciada en la obra ‘Pintura gótica catalana’, estudio que publicaron en 1986 Josep Gudiol y Santiago Alcolea. También en ‘Pintura tardogòtica a l’Aragó i Catalunya: Pere Garcia de Benavarri’, tesis doctoral de Alberto Velasco González, publicada hace un par de años por la Universidad de Lérida.

El precio de salida de la pieza puede parecer alto: 150.000 euros. Y es que en febrero de este año una obra de similares características (una tabla que representaba a la ‘Virgen con Niño rodeada de ángeles’, del mismo autor y de casi idénticas dimensiones, 179 por 88 centímetros), salió a la venta en la sala La Suite y se adjudicó por 68.000. Menos de la mitad del precio de partida de esta. Pero ocurre que Pedro García de Benabarre fue un artista (en realidad la cabeza visible de un poblado taller) que produjo mucha obra. Y la pieza que sale a la venta mañana, ‘La Anunciación’, es de las mejores de su trayectoria. Así lo considera la historiadora del arte María del Carmen Lacarra. «Es una pintura muy bonita y completa, de lo mejor de Pedro García de Benabarre –señalaba ayer–. Fue un artista que pintó mucho, aunque no todo lo que se le atribuye es de él. Algunas cosas son de su hijo o de su taller, que era bastante grande. Tampoco hay que engañarse, no tiene la calidad de un Bartolomé Bermejo o un Tomás Giner, pero fue un pintor muy importante y esta tabla, en concreto, es de lo mejor de su producción».

Lacarra no quiso pronunciarse sobre si ve adecuado o no que alguna institución aragonesa puje por ella. Pero sí lamentó que otra tabla que salió a la venta el año pasado, una pintura que Tomás Giner realizó para la capilla de San Vicente de la catedral de la Seo zaragozana, no despertara ningún interés y no recalara en Aragón. «Era una pieza ciento por ciento aragonesa y de la que además conservamos el contrato por el que se le encargó», señalaba.

Por su parte, la galería Setdart de Barcelona ha puesto a la venta una pintura gótica del siglo XV que corresponde a un fragmento del retablo mayor de la iglesia parroquial de Montañana y que representa ‘El abrazo de San Joaquín y Santa Ana ante la puerta dorada’, también atribuido a Pere García de Benabarre. La obra ha recibido por el momento 14 pujas y está actualmente en 7.000 euros aunque la sala calcula que el día que se cierre la subasta ‘online’, el 19 de diciembre, se adjudicará por 20.000-25.000.

García de Benabarre es un artista cuya obra aparece con frecuencia en las salas de subastas. En 2015, por ejemplo, La Suite sacó a la venta un ‘Dios Padre y el Tetramorfos’ que se le atribuye. Y desde septiembre pasado la localidad oscense de Benabarre exhibe una ‘Resurrección’ del mismo artista, que había desaparecido de la iglesia en la guerra civil y que volvió a manos del Gobierno de Aragón después de que este la reclamara a Cataluña.