Noticias de Montañana
[ 07/07/2016 ]
[ Volver ]
Montañan Clasicos en la Frontera

 

Festival de la Ribagorza XX Clásicos en la Frontera

 

IGLESIA PARROQUIAL DE MONTAÑANA

Dúo Mannis – Archilés

DÚO FLAUTA Y GUITARRA

Sábado, 6 de agosto • 20 h.

 

El Dúo Mannis-Archilés nace en 2012 y desde entonces ya han actuado tanto en el ámbito nacional como internacional.

Además de la participación en la segunda edición del festival “Morella Sonora 2012” destaca la presencia del dúo en el XXIII Festival de música de Costa Rica durante el cual los dos músicos actuaron en una serie de conciertos recibiendo muy buena crítica de parte de público y de prensa.

Francesco Mannis (flauta travesera)
Nace en Lamezia Terme (Italia) en 1982 y con apenas veinte años consigue el Título Superior de Flauta con Matrícula de Honor en el Conservatorio de música de Vibo Valentia bajo la mano de Anna Tirindelli.

Consigue sucesivamente, en el Politécnico “Scientia et Ars” de la misma ciudad, el Bienio Académico de II nivel en la especialización “Música, Ciencia y Tecnología del Sonido”, y el Bienio Académico de II nivel que habilita a la enseñanza de instrumento musical, con matrícula de honor. Completa sus estudios en la “Arts Academy” de Roma con Giuseppe Nova y en la Escuela de música de Fiésole con Chiara Tonelli.
Desde 2008 reside en la Comunidad Valenciana donde ha perfeccionado sus estudios flautísticos en el Conservatorio Superior de Castellón con Fina Martínez Cano, consiguiendo el Título Superior de música español.
Han influido también en su formación musical maestros de clara fama entre los cuales destaca Maxence Larrieu (Francia). Junto con la pianista Elena Aguilar fundaron el Dúo Euterpe en 2002 y desde entonces ya han actuado en salas de renombre nacional e internacional ofreciendo conciertos en diferentes países como Alemania, Argentina, Brasil, Bulgaria, Costa Rica, República Checa, Israel, España e Italia. También han sido vencedores de más de 30 concursos de música de cámara tanto a nivel nacional como internacional. Desde 2002 forma parte de la orquesta International Chamber Ensemble de Roma dirigida por F. Carotenuto.

Ana María Archilés (guitarra)
Natural de Almazora, empieza sus estudios musicales en su ciudad natal a latemprana edad de seis años destacando desde un principio su gran facilidad y entusiasmo por la guitarra clásica. A los once años de edad ingresa en el Conservatorio “Mestre Tárrega” de Castellón donde realiza todo el grado medio con las máximas calificaciones siendo su profesor Manuel Babiloni Campos.

Completa sus estudios superiores en el Conservatorio “Joaquín Rodrigo” de Valencia bajo la tutela de la catedrática Rosa Gil Bosque, obteniendo matrícula de honor y mención honorífica final de carrera. Paralelamente realiza la diplomatura de Graduado Social en la universidad Jaime I de Castellón. Amplía su formación con cursos de alto perfeccionamiento y maestros de la talla de David Russell, José Tomás, José Luis González, Leo Brouwer, Carles Trepat y Oscar Ghiglia –este último, alumno predilecto de Andrés Segovia–.
Es admitida como alumna oficial del Konservatorium der Stadt Basel tras pasar unas pruebas a las que se presentaron guitarristas de todo el mundo, teniendo el privilegio de conseguir una de las dos plazas ofertadas. Tras tres años de estudios obtiene el título de Konzert diplom con sobresaliente. El verano del año 2000 fue seleccionada para estudiar en la “Accademia Musicale Chigiana di Siena” (Italia) donde imparten sus clases maestros de gran prestigio en diversas asignaturas musicales. Consigue el “Diploma de mérito” de la academia así como la bolsa de estudios.
Ana María Archilés realiza su primera actuación en público a la edad de nueve años. A partir de ahí los conciertos se han ido sucediendo empezando en la provincia de Castellón y siguiendo por diversos puntos de la geografía española, Italia, Suiza, Francia, Portugal y Japón.
Miembro de la orquesta de pulso y púa Francisco Tárrega de Vila-real desde el año 1989 ha participado con ellos tanto de guitarra solista como de bandurria primera. También ha formado dúo con la flautista Mari Carmen Fuentes, la pianista Isabel Pellicer, la oboísta Encarna Monzó, el chelista Nicole Frei y las sopranos Gemma Roig y Manuela Muñoz.
Dentro de los premios y distinciones que ha recibido destaca: beca “Dávalos Fletcher” que se concede de forma anual a un solo músico; beca Balaguer Gonel; beca de la Generalitat Valenciana para el perfeccionamiento de jóvenes músicos siendo la única guitarrista becada en toda la Comunidad Valenciana y estando como presidente del jurado Manuel Galduf; primer premio en el concurso para jóvenes Francisco Tárrega; semifinalista en el Concurso Internacional de guitarra “Città di Gargnano” (Italia); premio Ateneo de Castellón como alumna distinguida del conservatorio.
Ha grabado el CD “Homenatges” junto al prestigioso cuarteto Dubhe y el CD con música para guitarra del compositor Rafael Beltrán Moner, siendo una de las piezas, ”Recordances”, dedicada y compuesta para “la eminente guitarrista Ana María Archilés”.

 

IMG_4150La localidad de Montañana presenta una tipología plenamente medieval con sus construcciones en mampostería y teja que se encaraman sobre un promontorio cortado casi a pico por tres de sus lados.

El pueblo está dividido en dos barrios junto a la confluencia de los barrancos de San Miguel y San Juan que se comunican entre sí por medio de un airoso puente gótico de doble arcada.

Todavía hoy guarda el pueblo interesantes muestras de arquitectura civil patentes, por ejemplo, en la antigua plaza del ayuntamiento, donde se levanta un curioso edificio con un singular alero de ladrillo y teja que ha reaprovechado en sus paredes elementos provenientes de una antigua iglesia románica de la localidad desaparecida a lo largo del siglo XIX.

Otras varias casonas blasonadas y numerosos rincones evocadores se muestran al visitante y le recuerdan el pasado esplendor de esta villa medieval prácticamente desconocida.

En lo alto, sobre una meseta que domina la estructura urbana, la impresionante silueta de la iglesia parroquial de Nuestra Señora de Baldós y la de la hendida torre militar cercana se recortan sobre el horizonte.

La iglesia Nuestra Señora de Baldós es una construcción románica tardía posiblemente de principios del siglo XII de planta de cruz latina con ábside semicircular liso y orientado, más bajo que la nave, cuya cornisa se sustenta sobre canetes y en cuyo centro se abre un ventanal de arco de medio punto dovelado y con derrame exterior. El interior del templo presenta una bóveda de cañón en la nave y en los brazos del crucero y de cuarto de esfera en el ábside con interesantes soluciones constructivas. Tras la última restauración aparecieron unas pinturas murales del siglo XIII pertenecientes al gótico lineal.

Pero sin duda el elemento más interesante de este conjunto es la portada meridional, un suntuoso ejemplar labrado de la transición románico-gótica. Formada por cinco arquivoltas de medio punto en degradación y enmarcadas por otra de puntas de diamante, éstas apean alternativamente sobre jambas y columnas, todas ellas con capiteles historiados que representan diversas escenas relacionadas con el pecado y sus efectos en su parte izquierda y, a la derecha, otras relacionadas con el procesa de salvación. En el tímpano sobre la puerta aparece un Pantocrátor sedente, excelentemente realizado, bendiciendo con la mano derecha y sosteniendo un libro en la izquierda y enmarcado en una mandorla que sujetan dos ángeles con las alas desplegadas que surgen de entre las nubes.

Encima de esta portada hay una amplia hornacina de arco de medio punto moldurada entre impostas bajo de las que corre un friso de arcuaciones de tipo lombardo sobre pequeñas ménsulas escultóricas. Adosada a este mismo muro se alza una airosa torre-campanario de planta cuadrada y tres cuerpos que está ornamentada con arquillos ciegos trilobulados, característicos del siglo XIII pero muy originales en la tradición arquitectónica ribagorzana.