Historia de Montañana
[ Volver ]
Montañana. Publicado por Los Viajes Bevi.

domingo, 19 de marzo de 2017

 

Montañana, Huesca

 
 
 
Hace más de mil años desde que Montañana fue mencionada por primera vez en el cartulario medieval de Alaón, estando su nombre muy ligado a las órdenes militares tanto de los hospitalarios de San Juan como de los Templarios,
como demuestra que uno de sus vecinos, conocido como Guillermo de Montañana, llego a ser gran maestre de la orden de los Templarios entre los años 1258 y 1260. Esta larga historia ha quedado reflejada en un importante patrimonio románico y medieval que fue declarado conjunto histórico artístico en 1984. Centraremos nuestra visita de hoy en uno de sus edificios más destacados de su patrimonio, la iglesia de Nuestra Señora de Baldós. 
 
Muy cercano al lugar donde hoy se levanta la iglesia de Nuestra Señora de Baldós, existió una anterior dedicada a San Martín, que fue consagrada en el primer tercio del siglo XI y de la que aún perdura un pequeño resto de su torre cilíndrica. Tanto para la construcción de esta primera iglesia de San Martín, como la de Nuestra Señora de Baldós que la sustituyó, se eligió el punto más alto de la villa, seguramente por motivos defensivos y ambas contaron con una torre desde la que vigilar su entorno. Es precisamente su torre uno de los elementos más sobresalientes del actual edificio de la iglesia que podemos contemplar en la actualidad, cuya arquitectura, de formas que se acercan a un incipiente estilo gótico, pertenecen al románico tardío de finales del siglo XII o principios del XIII. Quizás sea difícil definir el estilo al que pertenece, lo que no ofrece ninguna duda es la belleza de esta pequeña parroquia, construida en una sola nave rematada por un sencillo ábside semicircular, a la que se le añadieron unas capillas laterales para darle el aspecto de cruz. Sobre una de ellas, la del lado sur, se alza hacia el cielo su elegante torre de tres tramos, en la que encontramos elementos decorativos formados por arquillos ciegos trilobulados que la acercan al gótico, también al gótico pertenecen los restos de las pinturas que encontramos en el interior de la iglesia
 
He dejado para el final, la auténtica joya de la Iglesia de Nuestra Señora de Baldós, que no es otra que una hermosísima portada, cuya delicada decoración me cautivó en el mismo momento que posé sobre ella mi mirada, pues si bella me pareció a primera vista, descubrí todo su encanto cuando fijé mi atención en sus detalles. Todo es sublime y delicado en ella, el gran vano cegado que hay sobre ella, sus cinco arquivoltas, su impresionante tímpano, y la maestría con la que fueron tallados sus capiteles para mostrarnos a San Miguel pesando las almas atento a las trampas del demonio, a Adán y Eva en el momento de su expulsión del paraíso, mientras las serpiente se enrosca en el árbol de la Ciencia incitándolos al pecado, y como consecuencia tuvieron que trabajar para vivir, Eva cosiendo y Adán trasportando una pesada carga, los sacrificios de Abraham, las escenas de la Anunciación y la resurrección completan el programa iconográfico. Más impresionada aún me dejaron las escenas que narran las mochetas que sujetan el tímpano, que describen con todo lujo de detalles las consecuencias del pecado de la avaricia y la lujuria, escenas que obligan a elevar la mirada hacia el tímpano donde dos ángeles portan un Pantocrátor,

 
 
INFORMACIÓN DE UTILIDAD
 
Oficina de información turística
Bajos de la antigua escuela municipal
22584 Montañana (Huesca)
Tfno 626 336 112
Email: villamedieval@hormail.com
 
Información turística de la Ribagorza
Plaza Mayor, 17
22430 Graus
Tfno: 974 540 385
Email: cribagorza@cribagorza.org