Historia de Montañana
[ Volver ]
La villa de Montañana
Artículo extraido de: ''Periodico Alto Aragón'' Fco. Castillón Cortada, 31 Ene 1999

 

Montañana, de topónimo romano, villa Montaniana, al igual que lo son los pueblos de Alcanadre: Omtiniana (Ontiñena), Sexenia (Sijena), Senia (Sena), Sariniana (Sariñena)...es una población situada a 616 metros de altitud, actualmente deshabitada. A mano derecha del Noguera Ribagorzana, y envuelta por la sierra de Llera (1.037 metros), Pallaroa de Giró (887 metros), Almunia (1.020 metros), Treserra y Giribeta.
 
Su casco urbano, atravesado por los barrancos de San Juan y San Miguel, forman el torrente de Montañana y Vallfora. El caserío, con sus edificios abovedados y calles tenentes, resulta un paradigmático pueblo medieval. Este conjunto urbano está declarado Monumento Histórico-artístico por sus tres iglesias románicas, dos castillos, puente romano, una cuarta iglesia destruida, cuyos capiteles pueden contemplarse en lo que fuera Ayuntamiento. El pueblo amurallado conserva un puerta con arco de medio punto y dos torreones al pie del castillo de la Mora.El municipio tuvo núcleos urbanos en Colls, Coll de Clúa, Pobleta de Montañana, el mas de Coscolla, Espluga de Colls, la Mora, Torrebaró y el Puente de Montañana, que a 528 metros de altitud, nacido junto a un puente medieval, vino a ser la capital del municipio del año 1950. En el año 1575 el lugar de Montañana y el Pont de Montañana, los cuales tiene un consejo y términos, están situados con sus términos dentro del Condado de Ribagorça, confrenta con Viacamp y Lliterá, con Giró y Claravalls y Puyfell. La torre y castillo de Montañana está situada dentro del Condado, confrenta con iglesia parroquial.
 
EL CASTILLO DE MONTAÑANA
 
Formó parte de la línea fronteriza del Condado de Ribagorza, juntamente con la fortaleza de Portaspana (puerto de España), Laguarres, Lascuarre, Castigaleu, Monesma. La primera cita documental relacionada con el castillo de Montañana arranca del 916. El Cartulario de Alaón menciona durante el mes de noviembre de 987 que Viatero y su esposa Manes daban al cenobio una tierra en el castillo de Montañana; el mes de enero de 988 el presbítero Barón entregaba a Atón el alodio que poseía en Montañana; el año 1006 la villa de Montañana fue motivo de devastación, siendo liberada por el Conde Ramón IV de Pallars Jussá (975-1047). El año 1007 llegó por tierras ribagorzanas Ad del Melik sembrando la desolación. El año 1018 Sancho III el Mayor (1004-1035), para asegurar la defensa de Ribagorza, conquistaba el castillo de Montañana entre los meses de diciembre-enero, estableciendo una red de fortalezas como frontera cristiana. El año 1021 el obispo de Roda, Borrell (1017-1019), consagraba la iglesia de San Martín de Montañana (Cartulario de Alaón), de la que hablaré en próxima colaboración. Con motivo del matrimonio de Arnau Mir de Tost y Arsenda de Fluviá entregó este castillo a su hijo. El año 1053, Ramón V de Pallars Jussá (1047-1098) pactaba con Arnau Mir de Tost recibiendo la fortaleza, además de las de Mur y Llimiana, a cambio de una fuerte cantidad de oro.
 
El año 1053 el fuerte pasó a poder del linaje de Arnau Mir de Tost y su nieto Ramón de Pallars-Jussá. El año 1077 Suñer Ramón entregó los castillos de Montañana y Castisent a su hermano Ramón V y a su cuñada Valencia de Tost. Otra familia que tuvo en feudo el castillo fue las de los Montañana, que se inicia con Bertrán Atón (1055). El año 1098 el conde Pedro Ramón I de Pallars-Jussá (1058-1112) y Sicarda, su esposa, e hijo, Roger, recibían el castillo para su repoblación. Pedro, señor de Laguarres e hijo de Bertrán Atón de Montañana, tuvo el castillo en feudo extendido por Monesma, Cstigaleu, Claravalls, Roda , Lascuarre, Monzón, Almenar, Suchs y Raimat. El año 1171 fue entregado por el Conde Arnau Mir de Tost (1113-1174) a la Condesa Ermengarda, además de Arén, Castigaleu y Castisent. Y el mismo Conde donaba como dote a su esposa Oria de Entenza (1145-1178) el castillo de Montañana. El Rey Alfonso II de Aragón (1162-1196) anexionaba la villa de Montañana a la Corona (año 1190).
 
Jaime I de Aragón (1213-1276) concedía el privilegio de exención de todo tributo o impuesto, salvo hueste y cabalgada. El día 6 de Marzo de 1299, Acardo de Mur prestaba homenaje por el feudo de Montañana. Finalmente, el año 1322, el Condado de Montañana pasó a depender del Condado de Ribagorza cuando la restauración efectuada por Jaime II de Aragón (1291-!326) a favor de su hijastro Pedro).
 
El histórico castillo de Montañana se halla ubicado en lo alto del pueblo, al borde del precipicio, y consiste actualmente en una torre cilíndrica casi derruida. Se trata de un impresionante ejemplar de planta circular con cuatro pisos y saeteras, con un diámetro de nueve metros; sus muros un espesor de 92, y una altura de doce metros. Es una obra del siglo XI. Su misión, aparte de ser centro del Señorío de Montañana, vigilar los caminos del Ribagorza.
 
PRIVILEGIOS REALES DE MONTAÑANA
 
1.- Tener notario real.
 
El día 19 de febrero de 1247, el Rey Jaime I de Aragón expedía el siguiente documento, que traduzco y resumo: Sea de todos conocido que Nos, Jaime, por la gracia de Dios, Rey de Aragón (...) concedemeos a Bernardo de Montrebei de nuestra casa regia, como notario de nuestra Villa de Montañana, concedemos a los hombres de la misma Villa que el mencionado notario de la misma (...). Nos fue expuesto por sus hombres la concesión de que el notario recibe los juramentos para ejercer el bien.
 
2.- Ratificación del notario.
 
Jaime II de Aragón ratificaba este privilegio (...) concedemos a nuestra Villa de Montañana pueda tener notario real, que reciba los juramentos y no se le oponga molestia alguna, injuria o carga (...) mandamos a los procuradores, bailíos, vicarios y oficiales, presentes y futuros, que no impidan el poder instalar notario, según antigua tradición de la Villa (...). Dado en Huesca, VII idus iunii.
 
3.- Los vecinos de Montañana, francos, libres e inmunes.
 
El día 27 de diciembre de 1277, Pedro III de Aragón, por la gracia de Dios, visto el privilegio concedido por Jaime I a los hombres de Montañana de franquicia e inmunidad y que decía: Nos Jaime (...) a tendiendo que nuestros fieles hombres de Montañana están gravados con muchas cargas, queremos suavizarlos de toda pacería, peita, servicio, demanda y derecho (...) Os hacemos francos, libres e inmunes para siempre, de modo que no tengáis que responder a cualquiera que no sea Nos, en hueste y cabalgada, pero debéis entregarnos doscientos sueldos jaqueses de censo por medio de nuestro bailío para San Miguel de septiembre (...). Dado en Tarragona, nonis madii anno MCC tricessimo decimo. La ratificación de Pedro II fue dada en Valencia, VI kalendas ianuraii.
 
4.- Deber de atender al ejército real.
 
El día 5 de mayo de 1286, el Rey Pedro II de Aragón declaraba (...) Sea de todos conocido que una parte de la villa de Montañana Nos fue solicitado a Nos (...) la confirmación del privilegio concedido por Pedro, Conde de Pallars, a Guillem de Montañana, bailío de dicho lugar (...) dado por el Rey Jaime, nuestro padre, acerca de la alimentación de los hombres de Montañana cuando les perteneciera acudir al ejército real (...). Dada en Zaragoza, nonis madii.
 
5.- Ratificación de la inmunidad y libertad.
 
El día 9 de abril de 1302, Jaime II de Aragón se dirigía (...) a mis queridos colectores de las cenas de Ribagorza y Pallars (...) recordando el privilegio de nuestro Padre Pedro (...) a la villa de Montañana, que sea franca, libre e inmune de toda peita, servicio, demanda, homenaje. Dado en Lérida.